Lo que resistes, persiste. Una frase de Carl Jung
EM Coaching Realización Personal Lo que resistes, persiste. Carl Jung y La Sombra

Lo que resistes, persiste. Carl Jung y La Sombra



Lo que resistes, persiste. Una frase de Carl Jung

Zurich, 1909.

Un joven psiquiatra llamado Carl Gustav Jung observa que sus pacientes a menudo agravan sus problemas mediante la negación y la resistencia.

En la resistencia, argumentaba Jung, «hay una inversión de energía que en lugar de liberar al individuo de sus problemas, los atrinchera más profundamente«. Y así sucede que las emociones que intentamos suprimir, como el enojo o la tristeza, a menudo regresan con mayor fuerza.

Es en este contexto del que se extrae su famosa frase «Lo que resiste, persiste«.

Qué es un mecanismo de defensa


Tanto la negación como la resistencia son mecanismos de defensa muy comunes, son respuestas naturales al dolor o al miedo que puedes sentir al enfrentarte a tus problemas.

Estos mecanismos forman parte del repertorio que tiene tu inconsciente para protegerte de las consecuencias de los conflictos, tanto internos como externos. Son importantes para manejar el estrés diario.

Sin embargo, cuando se utilizan de manera crónica y no se abordan los problemas subyacentes, pueden llevar a patrones de comportamiento poco saludables y afectar a tu salud mental y a tus relaciones con los demás

Ejemplos de Negación

Minimizas tus problemas… lo que te pasa no es para tanto, verdad? Esta semana te quitaron los puntos del carnet de conducir pero en realidad solo habías tomado dos copas mientras cenabas … cierto? ¿En qué medida este problema afecta a tu vida diaria y a tus relaciones con los demás?

Evitas temas sensibles … no tienes ningún problema con eso que te pasó hace un tiempo o con alguna relación complicada que tienes, solamente es que no te gusta hablar de ello y prefieres cambiar de conversación o negar que te afecte. ¿Qué sientes cuando surge este tema?

Rechazo de diagnósticos … que no, que no estás deprimido, solo estas pasando una época complicada. Que lleves meses en los que casi ni sales de la cama y hayas perdido las ganas de todo no tiene nada que ver. Es solo una época, se irá solo… en serio? ¿Qué pensamientos te vienen a la mente cuando consideras la posibilidad de que lo te dicen puede ser cierto?

Ejemplos de Resistencia

Esto es muy común en sesión y los ejemplos que te propongo forman parte de mi día a día como terapeuta pero verás como también son extrapolables a tus situaciones cotidianas.

Falta de compromiso en las tareas … tu terapeuta te sugiere llevar un diario de pensamientos pero siempre se te olvida o no te da tiempo. ¿Qué es lo que no estás queriendo ver? ¿Qué te está impidiendo realizar esta tarea?

Racionalización … sabes que estás en una relación que no te va nada bien pero tienes una lista de razones totalmente lógicas que explican por qué no puedes hacer cambios en tu comportamiento ¿Te sirven estas justificaciones? ¿De qué te están protegiendo?.

Intelectualización … es otra forma de racionalizar lo que te pasa cuando hablas de tus problemas de manera muy teórica sin conectar emocionalmente con ellos, sin reconocer que te impactan a nivel emocional. ¿Qué sientes en tu cuerpo mientras hablas de estos temas? .

Transferencia … ves en los demás lo que no quieres ver en tí mismo. ¿Puedes identificar si estas emociones te recuerdan a alguna otra relación o situación en tu vida? ¿Cómo se comparan esas experiencias con lo que sientes aquí y ahora?.

Sobreadaptación … Estás de acuerdo con todas las sugerencias que te hacen pero no reflexionas realmente sobre ellas ni significan un cambio real de tu comportamiento. ¿Cómo decides cuándo algo es realmente adecuado para ti o no?

Aceptación Radical: integrando la sombra

El consejo implícito en la observación de Jung es uno de aceptación radical. No es que uno deba rendirse a los comportamientos o pensamientos dañinos, sino que debe reconocerlos y confrontarlos con honestidad y comprensión. Esta es la esencia de la sombra, un concepto junguiano que se refiere a las partes de nosotros mismos que rechazamos o de las que no somos conscientes. Al integrar la sombra, al aceptar nuestras fallas y miedos, disminuimos su poder sobre nosotros y podemos trascenderlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post