tortuga entra en un bosque coach santa cruz tenerife
EM Coaching Realización Personal Cuando a la tortuga le dió igual la liebre

Cuando a la tortuga le dió igual la liebre



tortuga entra en un bosque coach santa cruz tenerife

Cuando a la liebre le dijeron que su próxima carrera iba a ser contra la pequeña tortuga no se lo podía creer. Hasta incluso se sintió un poco decepcionada porque esperaba un reto mayor para sus ágiles piernas. Y allí estaba su amiga verde, buena gente la tortuga, terminaré rápido con esto porque tengo muchas cosas que hacer (se dijo la liebre) y tampoco me gusta la idea de que mi pequeña caparazón andante acabe demasiado extenuada.

Así que cuando sonó la señal de salida la liebre salió corriendo como un cohete, dejando una estela de polvo en el camino. Todos los animales del bosque que fueron a ver la carrera estaban entusiasmados de ver a un prodigio como la liebre. Su rapidez y agilidad eran famosas. Era todo un espectáculo.

Pero la liebre perdió la carrera, ya conoces el final del cuento.
También podría haberla ganado, de hecho era la opción más lógica.
Pero eso da igual porque la historia que nos interesa hoy no es la de la liebre.
La historia es… qué pasó con la tortuga?

La decisión de la tortuga que nadie esperaba

Cuando a la tortuga le dijeron que su próxima carrera era con la liebre se dijo «en serio? no tengo nada que hacer» y procedió a meterse en su caparazón durante las dos horas siguientes. Cuando se quedó a solas empezó a sacar tímidamente la cabeza. La luz entraba por la ventana. Miró el paisaje y empezó a sentir una inquietud naciendo en su interior. La tortuga se preguntó qué habría más allá del bosque y cerró los ojos cuando una brisa suave entró por la ventana…

… Nadie volvió a ver a la tortuga después de la carrera. La buscaron por todos lados para darle la medalla y felicitarla por haber ganado, pero no la encontraron por ningún lado. Algunos decían que después de pasar la meta había seguido caminando mientras decía algo que no entendieron. Otros la vieron adentrarse en el bosque, sin mirar atrás…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post