aprendemos observando lo que los demás hacen coaching santa cruz de tenerife life coach
EM Coaching Realización Personal ¿Por qué quieres pegar al Muñeco?

¿Por qué quieres pegar al Muñeco?



aprendemos observando lo que los demás hacen coaching santa cruz de tenerife life coach

El aprendizaje es una parte fundamental de nuestra existencia. Desde que nacemos, estamos constantemente expuestos a nuevas experiencias y situaciones que influyen en nuestra forma de pensar, sentir y actuar. Uno de los conceptos clave en el estudio del aprendizaje es el aprendizaje vicario, que se refiere a la adquisición de conocimiento y conductas al observar a otras personas. Un experimento que ilustra este concepto de manera impactante es el famoso «Experimento del Muñeco Bobo» realizado por el psicólogo Albert Bandura en la década de 1960.

El Experimento del Muñeco Bobo


En este experimento, Bandura y su equipo seleccionaron a un grupo de niños y los dividieron en tres grupos. Cada grupo fue expuesto a una situación diferente:

Grupo de Modelo Agresivo: En este grupo, los niños observaron a un adulto interactuando de manera agresiva con un muñeco bobo. El adulto golpeaba, pateaba y arrojaba al muñeco mientras emitía comentarios hostiles.

Grupo de Modelo No Agresivo: En este grupo, los niños observaron a un adulto que interactuaba de manera tranquila y no agresiva con el muñeco. El adulto jugaba de forma amigable y no mostraba ninguna forma de agresión.

Grupo de Control: Este grupo no fue expuesto a ninguna interacción con el muñeco bobo y se utilizó como punto de comparación.

Después de la exposición, los niños fueron llevados a una sala de juegos donde se les permitió jugar libremente. Lo que sorprendió a los investigadores fue que los niños que habían observado al adulto agresivo imitaron su comportamiento agresivo hacia el muñeco bobo. Golpearon, patearon y arrojaron al muñeco de manera similar a lo que habían visto en el modelo agresivo. Por otro lado, los niños que habían observado al adulto no agresivo mostraron un comportamiento mucho menos violento hacia el muñeco.

Este experimento demostró que los niños no solo aprenden de manera activa a través de la experiencia directa, sino que también pueden adquirir conductas al observar a otros, incluso si esas conductas son agresivas y no se les alienta directamente a imitarlas.

Responsabilizándonos de Nuestras Conductas


No te culpes si mirando atrás te das cuenta de que haces algo de una determinada forma porque «siempre se hizo así en casa» o «todo el mundo lo hacía de esa manera». Con flexibilidad, paso a paso, el tema es responsabilizarnos y volviendo a tomar el timón de cómo hacer las cosas. Te doy algunas ideas que te pueden servir en el proceso:

Tomar conciencia de tus conductas y pregúntarte de dónde provienen es el primer paso hacia la responsabilidad. Son tuyas? Seguro?.

Reflexionar sobre por qué actuamos de cierta manera en situaciones específicas puede ayudarnos a comprender mejor nuestras motivaciones y creencias subyacentes.

Comprender que todos hemos sido influenciados por modelos externos a lo largo de nuestra vida nos ayuda a liberarnos de la culpa y el auto juicio.

Puedes buscar modelos positivos y saludables que te inspiren a adoptar conductas más constructivas y beneficiosas.

Si identificas conductas negativas o destructivas en ti mismo puedes desaprenderlas a través de la terapia, la autorreflexión y la práctica deliberada de conductas alternativas.

Recuerda que el aprendizaje es un viaje que nunca termina. Siempre hay opciones para cambiar lo que hacemos y ser mejores para nosotros mismos y para los que nos rodean. Buen viaje !!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post